Formación en centros

Imagen de fondo del tipo de comunidad

Pretendemos desarrollar un itinerario de autoformación en el que el centro y las aulas sean el ámbito ordinario para el aprendizaje y el intercambio de prácticas educativas y el desarrollo de las actividades de formación permanente del profesorado. Incorporaremos los principios de colaboración, de trabajo en equipo y de coordinación entre los docentes; relaciones de confianza, apoyo mutuo, autoevaluación y aprendizaje profesional compartido. Supone la comprensión de la actividad profesional docente como responsabilidad colectiva, colaboración espontánea y participación voluntaria en las diferentes acciones formativas que conforman el itinerario. Confianza en nuestra capacidad para dirigir nuestro propio aprendizaje, estructurar nuestras experiencias y construir nuestras teorías en y sobre la práctica. Por tanto, las actividades que vamos a realizar en la formación en centro se basarán en el aprendizaje entre iguales: los ponentes serán, preferentemente, compañeros y compañeras, miembros del claustro, dispuestos a compartir sus conocimientos y su práctica estratégica y/o metodológica. No obstante, solicitaremos al CEP de Lebrija el asesoramiento externo necesario para alcanzar nuestros objetivos.

Blog Blog

Atrás

El modelo de formación del profesorado y el cambio educativo

 

Reflexiones sobre el modelo de formación del profesorado y el cambio educativo

 

Resultado de imagen de modelo de formación del profesorado y cambio educativo

 

  • Un profesor sólo no cambia un centro.
  • La formación a distancia.
  • El papel de los equipos directivos.
  • Los cambios se dan en los claustros o no se dan.
  • Los niveles, ciclos y departamentos, ¿y los equipos docentes?
  • Entonces, ¿cómo formar al profesorado?
  • Necesitamos ayuda, nuestra propia ayuda.

 

 ¡No puede ser tan difícil! 

Comentarios
Añadir comentario
Elena González Guerrero
No cabe duda de que el objetivo final de todo plan de formación debe ser el cambio y la mejora de la práctica docente en las aulas. En este sentido, es mucho más efectivo para un centro un plan de formación bien programado y estructurado, con un diagnóstico fiable y real de las necesidades detectadas. Estoy de acuerdo con el artículo en la importancia del equipo directivo como guía y motor de ese tan ansiado cambio, pero, a mi parecer, el artículo pasa por alto (o al menos no les dedica el espacio que me gustaría) ciertos aspectos que sin duda apoyarían a cualquier miembro de un equipo directivo que asume su cargo con el compromiso y la ilusión de hacer bien su trabajo. Por un lado, el hecho de que la formación no sea del todo obligatoria o que, en realidad, su obligatoriedad quede a criterio de la dirección del centro, poco ayuda a ese cambio que queremos y que se nos pide cada día. Por otro lado, la inestabilidad de la plantilla de algunos centros, como el nuestro, hace que el cambio en nuestras aulas sea escaso. Como directora del instituto puedo sentirme orgullosa de que, desde hace varios años, son muchos los mienbros del claustro que se han formado con nuestro plan, de manera coordinada y conjunta, haciendo un esfuerzo personal inmenso y sin duda, con ganas de mejorar su práctica. Segura estoy de que así lo han hecho, los de años anteriores y los de este año. Pero es descorazonador ver como al cambiar la mitad o más de la plantilla, cada docente se lleva consigo lo aprendido y nuestro instituto no puede disfrutar de sus nuevas habilidades. No obstante, y pese a ello, hoy por hoy gozamos de prácticas en El Fontanal que fueron aprendidas gracias a nuestra formación. Por todo ello hemos de seguir ilusionándonos por aprender cada día.
Publicado el día 11/05/17 19:14.
María Ángeles Orellana Jiménez
Los proyectos que se quieran realizar o las decisiones que se se quieran tomar en un centro tendrán éxito cuando sean proyectos o decisiones tomadas y apoyadas por un buen número de miembros del claustro de profesores.Un problema que tenemos en nuestro centro es la inestabilidad del profesorado que dificulta la continuidad de los mismos.
Publicado el día 12/05/17 11:04.
Antonio Ramos Calderón
Evidentemente, la inestabilidad de los claustros y de los equipos directivos en centros como el nuestro, donde dan la importancia necesaria a la formación, es un gran obstáculo para implantar precisamente esas medidas o conocimientos que adquirimos en común. Comparto con Víctor Cuevas la idea de establecer, dentro de nuestro horario, reuniones de equipos docentes que dan clases a un mismo grupo, ya sean semanales o quincenales, e incluso el mantenimiento de los mismos de un curso para otro.
De todas formas, hablar de cambio estructural en la educación se me antoja prácticamente una utopía. Es prácticamente lo mismo que creernos que algún día se acabarán las guerras, las dictaduras o el hambre en el mundo. La enseñanza (y más la pública) siempre estará subordinada a la decisión política de turno y los docentes únicamente nos veremos abocados a defender nuestra parcelita de "buenas prácticas docentes" y al aprovechamiento de todos los recursos al alcance.
Por último, como no quiero acabar este comentario con una sensación pesimista, sí expreso y defiendo que desde un claustro bien formado y cohesionado se pueden hacer muchas cosas positivas para una comunidad educativa concreta y localizada, de hecho hay múltiples ejemplos de centros que así lo constatan, pero hablar de cambio estructural es, desde luego, demasiado ambicioso e inabarcable.
Publicado el día 20/05/17 21:34.
Carmen Pérez Rodríguez
Desde mi punto de vista. negarnos a ver que el cambio es necesario no tiene sentido, puesto que nos movemos en un mundo cambiante, con una sociedad que está en progresión y en un mundo cada vez más globalizado.
No puedo estar más de acuerdo con todos mis compañeros con respecto a la dificultad que supone la inestabilidad de los claustros a la hora de proponerse un cambio estructural en el sistema educativo.
Sin embargo, no podemos caer en el pesimismo y en el pensamiento de que como es difícil, es imposible. Desde mi punto de vista, el hecho de proponerse un cambio a nivel individual va a contribuir a ese cambio global propuesto, eso sí, a muy largo plazo.
En cuanto a la coordinación entre los diferentes equipos docentes coincido absolutamente con mis compañeros en que es fundamental y hay maneras de hacerlo. Suele haber una comunicación fluida entre los compañeros pero a veces, no es suficiente. El hecho de tener ciertas reuniones aunque sea una vez al mes, facilitaría dicha comunicación y ayudaría a que nuestros alumnos percibieran los contenidos que van adquiriendo como algo integrado, y sobre todo, útil.
Publicado el día 22/05/17 13:27 en respuesta a Antonio Ramos Calderón.
Juan Manuel Manuel Rego Cortes
Continuidad de los proyectos de centro son necesarios pero en mayor impedimento son los profesores que lamentablemente deben dejar el centro por su carácter itinerante. Quizás un mayor compromiso de las instituciones para conseguir profesorado fijo mejore la calidad y continuidad de los proyectos.
Publicado el día 16/06/17 12:15.
Tomás Rodríguez Reyes
Sigo el esquema que aparece al final de la entrada para darle orden:
El papel de los equipos directivos. Fundamental, es el órgano que nortea hacia dónde quiere dirigir la formación de su claustro para lograr unos objetivos concretos y contextualizados.
Los cambios se dan en los claustros o no se dan. la dificultad mayor reside en la permanencia de esos claustros; por ello, es el centro el que debe establecer su modelo de trabajo para que se haga permanente y no sufra los vaivenes de los cambios de claustros.
Los niveles, ciclos y departamentos, ¿y los equipos docentes? Es el organismo encargado de llevar a la acción esos acuerdos, para ello los departamentos didácticos deberían establecer unas líneas de trabajo que hayan sido satisfactoria en el centro, contrastadas con el tipo de alumnado.
Entonces, ¿cómo formar al profesorado? La formación debe tener, en primer lugar, una definición nítida y clara para la comunidad educativa. A pesar de que se hayan establecido preferencias, estas no pueden estar siempre sostenidas a las modas educativas ni a las ideas que tiene recorrido en otros países sin más análisis y estudio.
Publicado el día 19/06/17 9:14.
Inmaculada Díaz Ramos
Cuando la demanda de formación surge de una necesidad sentida y expresada por todo o gran parte del profesorado de un centro y no es aislada sino que se inserta en el seno de un proyecto de mejora del centro, tanto profesores como alumnos salen beneficiados.
Nuestro Plan de Formación de centro prioriza el trabajar con lo cotidiano, y recoge los contenidos que se ajustan a las preocupaciones y necesidades de nuestro centro y que giran, por tanto, en torno a los problemas cotidianos que nos encontramos en nuestra práctica docente. Así, por ejemplo, hemos podido recoger durante nuestra experiencia necesidades tales como la jorndas TIC, aplicaciones didácticas de las PDI, estrategia de gestión del aula y de la tutoría, Síndrome de Asperger y enfermedades crónicas y sus influencias en el proceso educativo, mediación escolar...
Es cierto que la inestabilidad del profesorado dificultad poner en práctica todo lo aprendido y compartido pero eso no impide que ciertos aprendizajes tengan una inmediata utilización en las aulas.
Publicado el día 19/06/17 16:18.
Jorge Martín Cabello
Los planes de formación deben enfocarse en cuanto a la eficiencia de los mismos en el contexto del centro educativo. Se hace fundamental el papel de los equipos directivos como orientadores de las acciones formativas con la finalidad de que estas doten a los profesores de herramientas y capacidades que puedan desarrollares contando con las características propias del centro y su alumnado. En centros con un alto nivel de inestabilidad del claustro se hace aún más importante la función del equipo directivo en cuanto a estimar las acciones formativas más adecuadas en función a esta inestabilidad.
Publicado el día 20/06/17 11:18.
Eugenia Pazo Muñoz
Mi experiencia con la formación en centro empezó cuando me incorporé a nuestro instituto. Como expresé en la evaluación, quisiera resaltar positivamente el modus operandi de este tipo de formación, es decir, el análisis real de las necesidades de formación para trabajar en unas líneas comunes. Obviamente la inestabilidad de los claustros en los últimos tiempos no redunda en el centro en un beneficio continuo como desearíamos.
Publicado el día 22/06/17 13:06.

Miembros Miembros

Foto de José Alberto Rivera Collado

José Alberto Rivera Collado

Foto de Tomás Rodríguez Reyes

Tomás Rodríguez Reyes

Foto de María Rosario Sánchez-Toscano López

María Rosario Sánchez-Toscano López

Foto de Ana Isabel Dapena Sieiro

Ana Isabel Dapena Sieiro

Foto de Carlos Jesús De Castro Romero

Carlos Jesús De Castro Romero

Foto de Inmaculada Díaz Ramos

Inmaculada Díaz Ramos

Foto de Ana María Esteban Ramírez

Ana María Esteban Ramírez

Foto de Eva María Galante Doblado

Eva María Galante Doblado

Foto de Sergio José Gallardo Fuentes

Sergio José Gallardo Fuentes

Foto de María Rocío García Domínguez

María Rocío García Domínguez

Foto de Angela García Díaz

Angela García Díaz

Foto de Elena González Guerrero

Elena González Guerrero

Foto de Mª Dolores Gracia Serrano

Mª Dolores Gracia Serrano

Foto de José Manuel Jerez Cimarro

José Manuel Jerez Cimarro

Foto de María del Valle Jiménez Vida

María del Valle Jiménez Vida

Foto de Francisca Leal García

Francisca Leal García

Foto de Silvia Martín Asensio

Silvia Martín Asensio

Foto de Jorge Martín Cabello

Jorge Martín Cabello

Foto de Inmaculada Martín García

Inmaculada Martín García

Foto de Antonio Montero Gata

Antonio Montero Gata

Foto de Pedro Morales Márquez

Pedro Morales Márquez

Foto de Ángel Méndez Granados

Ángel Méndez Granados

Foto de Pilar Narbona Juárez

Pilar Narbona Juárez

Foto de María del Castillo Oliva Cesar

María del Castillo Oliva Cesar

Foto de Antonio Oliva Pascual-Vaca

Antonio Oliva Pascual-Vaca

Foto de María Ángeles Orellana Jiménez

María Ángeles Orellana Jiménez

Foto de Fernando José Ortega Delcan

Fernando José Ortega Delcan

Foto de Francisco José Parrado Cosano

Francisco José Parrado Cosano

Foto de Eugenia Pazo Muñoz

Eugenia Pazo Muñoz

Foto de María Victoria Piñero Delgado

María Victoria Piñero Delgado

Foto de Ignacio Luis Luis Pozuelo Díaz

Ignacio Luis Pozuelo Díaz

Foto de Celia Victoria Pueyo García

Celia Victoria Pueyo García

Foto de Jerónimo Pérez Méndez

Jerónimo Pérez Méndez

Foto de Carmen Pérez Rodríguez

Carmen Pérez Rodríguez

Foto de Antonio Ramos Calderón

Antonio Ramos Calderón

Foto de Juan Manuel Manuel Rego Cortes

Juan Manuel Rego Cortes

Foto de Jesús Manuel Reina Palazón

Jesús Manuel Reina Palazón

Foto de Amelia Rocha Gallego

Amelia Rocha Gallego

Foto de María del Mar Rodríguez Mora

María del Mar Rodríguez Mora

Foto de Jesús Rodríguez del Pozo

Jesús Rodríguez del Pozo

Foto de María del Mar Sánchez Falcón

María del Mar Sánchez Falcón

Foto de Francisco Sánchez-Noriega Jiménez

Francisco Sánchez-Noriega Jiménez

Foto de Ivonne Mercedes Vega Lluch

Ivonne Mercedes Vega Lluch

Foto de María Irene Velázquez Ahumada

María Irene Velázquez Ahumada

Foto de Antonio José Victorio Martín

Antonio José Victorio Martín

Foto de Pedro Aguilera Suárez

Pedro Aguilera Suárez

Foto de Antonio Alcón Valencia

Antonio Alcón Valencia

Foto de Raúl Amaro Caño

Raúl Amaro Caño

Foto de María Barroca Morales

María Barroca Morales

Foto de Verónica Caballero Martín

Verónica Caballero Martín

Foto de Jaime Cadaval Arrola

Jaime Cadaval Arrola

Foto de Eva Collado Rodilla

Eva Collado Rodilla

Foto de Lydia Martín Chaves

Lydia Martín Chaves

Foto de Víctor Hugo Gutiérrez Mingorance

Víctor Hugo Gutiérrez Mingorance