Lo mejor de Inn@crea Lo mejor de Inn@crea

Una selección de los mejores contenidos de esta comunidad...

Inn@crea es un proyecto dentro del programa Innicia donde pondremos en práctica acciones para desarrollar y potenciar la creatividad en el aula. 

Indagaremos en todas las fases de un protocolo creativo, analizando técnicas, herramientas y recursos que te ayudarán a desarrollar el pensamiento creativo de tu alumnado.

Acceder a más contenidos de inn@crea.

Caja de herramientas Caja de herramientas

En la fase de ideación, el uso de determinadas técnicas puede ayudarnos a dinamizar el proceso y a que el alumnado aporte un mayor número de ideas originales o diferentes. Antes os hablaba de la más conocida de estas técnicas, el brainstorminig. Pero existen otras muchas dinámicas que se pueden utilizar.  
 
Entre las actividades que podéis descargaros (en pdf) hay algunas más sencillas que incluso pueden servir como "precalentamiento" (nivel I) y otras que requieren de cierta destreza en su desarrollo (nivel II). Os indico cuáles pertenecen a cada categoría: 
 

Nivel I:

 

Nivel II: 

 
¿Habéis puesto en práctica alguna? Animaros a compartir vuestras experiencias.
 
Si necesitas leer todos los recursos que se han creado en inn@crea, descárgate los manuales de cada año:
 
 

Descubre... innova... crea... emprende Descubre... innova... crea... emprende

1 Fase de conceptualización 1 Fase de conceptualización

Ya sabes que en los últimos años ha crecido el interés por la creatividad, y de hecho, una parte del profesorado ha puesto su empeño en incorporar esta competencia dentro de su labor docente pero el grado de éxito está siendo bastante dispar. Ya sea por falta de apoyo institucional, porque algunos docentes no disponen de suficientes conocimientos sobre el tema o porque falta constancia y coherencia en los proyectos que se acometen, el impacto sobre el alumnado a menudo queda reducido a la mera anécdota. Como imaginarás, los esfuerzos individuales de profesionales comprometidos no son suficientes. Trabajar la creatividad en el aula necesita el apoyo de toda la comunidad educativa y requiere de cierta sistematización y metodología de trabajo. Por esta razón comenzaremos a recorrer el camino de la creatividad a través de un protocolo de trabajo en el que analicemos cada una de las fases que lo componen. 

Como decía al principio, la primera de estas fases es la conceptualización. Se trata de una etapa anterior al propio acto de crear.

Para que puedas empezar a trabajar, aquí tienes un PDF en el que explico cómo puedes afrontar esta fase con tu alumnado. 

 

2 Fase de ideación 2 Fase de ideación

En la primera fase de un protocolo de creatividad vimos la importancia de conceptualizar e identificar claramente el problema/reto sobre el que vamos a trabajar. Pues bien, ahora toca entrar en una nueva etapa, la de ideación. 
 
Esta fase es quizá la que tenemos como imagen mental cuando hablamos de creatividad. Personas aportando ideas imaginativas. Pues bien, una de las técnicas más conocidas es la "lluvia de ideas", pero encontramos distintas formas de ponerla en práctica.
 
Una de las variantes es la inmersión profunda y para que puedas practicarla con tus alumnos te he preparado esta guía.
 
En el mismo documento te comparto 3 vídeos relacionados con los procesos de ideación que seguro que te ayudarán a aterrizar esta técnica con tus alumnos.  

3 Fase de prototipado 3 Fase de prototipado

¿Has visto el video del centriphone? Está causando furor desde que se publicase hace unas semanas en YouTube. Se trata de un nuevo fenómeno viral que es obra de Nicolas Vuignier, un esquiador freestyle que ha logrado unas tomas de cámara espectaculares usando su smartphone. El video en cuestión lo podéis ver más abajo pero lo que quiero compartir contigo ahora es el proceso por el cual llegó a diseñar el artilugio que le permitió grabar estas imágenes, ya que es otro ejemplo de cómo se diseña un prototipo.
 

 
 
Cuando veas el making of podrás identificar algunas de las fases por las que hemos pasado en cualquier protocolo de creatividad e innovación. A modo de recordatorio te las expongo a continuación:
 
  • Conceptualización. "Quiero diseñar algo que me permita sacar imágenes en 360º mientras hago esquí".
  • Ideación e inspiración a partir de algo ya existente. Este joven recurre a una estrategia que ya os he comentado en alguna ocasión: copia, combina y transforma.
  • Pretotipado. Los primeros intentos de cosificar el centriphone es lo que se conoce como "prototipo de mierda". Un simple dibujo en papel y quizá una maqueta en cartón que nos ayude a pensar con las manos.
  • Prototipo. Una pieza que ya recoge algunos detalles y mejoras que no se tuvieron en cuenta inicialmente pero que surgen a partir de la fase anterior.
  • Producto Mínimo Viable (MVP). Dispositivo creado con una impresora 3D que le permitirá testar en el mercado la acogida de este producto. Para ello cuenta también con su propia página web bautizada como Centriphone.
 
Actitud y estrategia
 
Como podrás comprobar en el vídeo, la secuencia que sigue este joven es una forma rápida y barata de poner a prueba sus ideas a través del ensayo error y de trabajar sobre un modelo en beta permanente (continuamente evolucionando).  Poco a poco esta filosofía de trabajo está calando en la cultura empresarial pero si hablamos de herramientas para generar innovación aún tendemos a pensar en tecnología. No obstante, como puedes intuir por lo que acabo de decirte, la herramienta más importante está en nuestra forma de concebir el desarrollo de productos. Básicamente es una cuestión de actitud y estrategia, pilares que tienen más que ver con el factor humano que con el uso de costosos dispositivos.
 
Restricciones: menos es más
 
Dice el refrán que la necesidad agudiza el ingenio de modo que, a la hora de diseñar prototipos, si imponemos ciertas restricciones en los recursos (tiempo y dinero) podemos generar un impacto positivo ya que esto obligará a tus alumnos centrarse en lo realmente importante. Por el contrario, la abundancia de recursos puede conducirles a consumir demasiado tiempo en detalles que no aportan valor. Por tanto, cuando diseñes un prototipo con tu alumnado deberías plantearles, al menos, estas dos restricciones:
 
a. que se pueda crear y poner a prueba en muy poco tiempo (¿horas, días, una semana?)
b. que sea muy barato (por ejemplo que solo dispongan de X materiales)

Cómo estimular la empatía Cómo estimular la empatía

Cuando el emprendimiento pasa de ser una mera actitud y se convierte en una forma de entender el mercado de trabajo, las personas que desean emprender  deben tener claro que sus propuestas de valor han de partir de la comprensión de los deseos y necesidades de sus clientes. Obviamente esto tiene que ver con una capacidad que a todos nos resultará familiar, la empatía, es decir, la capacidad de imaginar qué piensa o cómo se siente otra persona en una situación particular. 
 
En un niño, esta habilidad significa que es capaz de:
  • entender que él es una persona con entidad propia y separado del resto de individuos;
  • entender que otros pueden tener diferentes pensamientos y sentimientos de los que él tiene;
  • reconocer los sentimientos comunes que la mayoría de la gente experimenta: felicidad, sorpresa, ira, decepción, tristeza, etc .
  • ser capaz de observar una situación particular en la que otra persona es la protagonista e imaginar cómo se puede sentir en este momento;
Todo el mundo necesita la habilidad empática con el fin de adaptarse, tomar buenas decisiones, colaborar con eficacia y prosperar. Pero además, la comprensión de los deseos y necesidades tiene que ver con otra idea que hemos visto durante estos meses: la creatividad y la innovación se alimentan de algo tan sencillo como la capacidad de observación. 
 
Como no podemos estar observando de forma indiscriminada y además nuestro cerebro no es capaz de captar toda la información que fluye a nuestro alrededor, debemos saber hacia donde dirigir nuestro foco atencional. En este sentido, para captar las necesidades de los demás podemos emplear numerosas herramientas que sirven para salir fuera de nuestro entorno habitual (hogar, oficina, escuela, etc.) y obtener información que nos ayude durante el proceso creativo. Una de esas herramientas es el mapa de empatía. Su uso ayuda a responder a ciertas cuestiones importantes que tienen que ver con conocer el perfil de nuestro "cliente"; su entorno y su visión única del mundo. En definitiva, un ejercicio de empatía que nos permitirá ponernos en los zapatos del otro.
 
En resumen, la empatía forma parte del desarrollo emocional y cognitivo de los niños en edad escolar e incide en la creatividad. Además, múltiples estudios han puesto de manifiesto que fomentar la empatía ayuda, además, a reducir los niveles de agresión y de intimidación que podemos encontrar en las aulas por lo que es un área de trabajo a la que conviene prestar atención. 
 
Si deseas profundizar en el uso del mapa de empatía y de otras técnicas interesantes para un protocolo de creatividad puedes consultar los siguientes enlaces: