2. Describe tu proyecto 2. Describe tu proyecto

Ahora es el momento de ponerle nombre a vuestro proyecto.

Analizad vuestro entorno y sensibilizaos con aquellos bienes patrimoniales que requieren vuestra implicación. Valorad vuestras posibilidades y diseñad una propuesta para conocerlo, divulgarlo o protegerlo.

Sugerencias:
  1. Conocer el entorno del centro y las necesidades del patrimonio próximo es muy importante. Partir de la realidad más cercana permite al alumnado y al profesorado establecer unos horizontes más tangibles.
  2. Contar siempre con la implicación del alumnado y del profesorado es el camino más adecuado. Indagar en las inquietudes de unos y de otros, aquello que les preocupa es fundamental para definir un reto  realizable. El reto debe partir de quieren tienen que lograrlo.
  3. Buscar muchas sugerencias es el mejor camino para llegar a encontrar aquello por lo que verdaderamente queremos movernos.
  4. Definir las iniciativas de las que nos vamos a ocupar con claridad es un buen comienzo para el proceso.
Ejemplos:
  1. Un yacimiento arqueológico en las inmediaciones.
  2. Unos jardines renacentistas abandonados.
  3. El baile típico tradicional (no tiene por qué ser flamenco) de tu zona.
  4. El aprovechamiento tradicional del entorno natural, como pueden ser los casos del Parque Natural de los Alcornocales o el paisaje de dehesa.

Para conseguir elaborar un proyecto que permita lograr las iniciativas propuestas es preciso que desarrolle una de estas líneas de trabajo:

Aquí tenéis algunas ideas para que podáis orientar vuestro proyecto, en función de la línea de trabajo escogida.

Investigación e innovación didáctica:
a. Explorar el bien patrimonial en todas las dimensiones posibles.
b. Ayudar a comprender su significado y su valor.
c. Estimular la reflexión para identificar el monumento como parte de nuestra cultura.
d. Impulsar un vínculo positivo con el bien patrimonial.
e. Promover la interacción y la comunicación multidireccional.

 

Con Tres posibles orientaciones:
a. Patrimonio monumental.
b. Patrimonio natural.
c. Patrimonio inmaterial.

 

 

Vivir y Sentir el Flamenco:
a. Tratar el Flamenco desde un punto de vista interdisciplinar que propicie una visión holística del mismo.
b. Ayudar a apreciar el Flamenco como nuestra expresión cultural genuina a la par que ya es universal.
c. Estimular la reflexión para identificar el Flamenco como producto de un momento histórico dado así como su evolución como expresión cultural viva.
d. Impulsar un vínculo positivo con el Flamenco.
e. Promover la interacción y la comunicación multidireccional.